El próximo sexo. La sexualidad en la era de la procreación supérflua[1]

Gerfried Stocker,Christine Schöpf

 Directors Ars Electronica


Ars Electronica 2000
Festival sobre arte, tecnología y sociedad
Linz, Austria

http://www.aec.at/festival2000/

I.

Dentro del tema central del Festival Ars Electronica de este año, la ciencia de la vida, se explorará la biología reproductiva moderna desde el punto de vista cultural y de política social. Se aplicará un enfoque que combine lo científico y lo artístico para reflexionar sobre el perfil de una sociedad en la que los seres humanos están genéticamente configurados; una sociedad en la que los seres humanos no nacen de manera natural, sino que se fabrican; una sociedad en la que el sexo ya no es una función indispensable para la reproducción y en la que, por tanto, la batalla entre los sexos y los mecanismos morales que guiaban a la sociedad se están reorganizando. A partir de un análisis de posibilidades futuras, esta incursión en el futuro de la humanidad pretende trazar las rutas que se tomarán hacia ese porvenir en el que el arte deberá desarrollar un papel más allá del de conciencia moral de la sociedad. Ars Electronica, como un festival para el arte la tecnología y la sociedad, tiene el compromiso de explorar las formas en que los artistas se enfrentan a los cambios socioculturales inducidos por la tecnología, mientras que, como festival de arte contemporaneo, ha luchado desde sus comienzos por mostrar la dimensión política del arte. Las contribuciones artísticas y teóricas al festival de este año se ocuparán de los asuntos políticos de actualidad en los que se centra la atención internacional, como el resultado de los acontecimientos que se han producido en Austria.

Gerfried Stocker

Christine Schöpf

Directores Ars Electronica

.....................

II.

Melanie: Se analizarán genéticamente todos los embriones. Cuando se haya escogido el mejor se volverá a implantar en el útero de la mujer. Lo único que haremos será mejorar las posibilidades frente a la aleatoriedad de la naturaleza. Antes de darnos cuenta, el siglo XXI se denominará "El Siglo del Arte".

Frankenthaler: ¿No el de la ciencia o la tecnología?

Melanie: La ciencia del … A… R… T: las siglas inglesas de assisted reproductive technologies (técnicas de reproducción asistida). Las mujeres y los hombres jóvenes abrirán cuentas bancarias reproductivas llenas de esperma y óvulos congelados. Cuando quieran un bebé irán al banco a ver lo que necesitan.

Frankenthaler: Y una vez que abran la cuenta.... ¿a esterilizarse?

Melanie: Exacto…

Carl Djerassi, "Una inmaculada no-concepción"

.............................

 

La ingeniería genética, y en particular el estudio moderno de la genética humana es la gran provocación de nuestro tiempo. El impacto que supone desde el punto de vista ético se ve equilibrado por un discurso social que no llega a ser lo suficientemente radical y se encuentra en el limbo entre la resistencia y la afirmación y sólo en contadas ocasiones se enfrenta a las preguntas ideológicas decisivas sobre los efectos y las consecuencias de esta ciencia. La explosiva controversia que lanza a los biólogos evolucionistas en contra de los sociólogos hace imposible un análisis constructivo del problema. Los fundamentos de la vida se han convertido, de una manera sin precedentes, en una preocupación inmediata y en el objetivo directo del proceso industrial y la explotación comercial. Es fácil discernir cuál es el motor de este fenómeno. La decodificación del genoma humano se ha convertido de manera nunca vista en una rapiña del sector privado por hacerse con el botín y el ADN se ha convertido en un valor con el que especular. A medida que este tema se coloca en el punto de mira de los medios de masas, la frontera entre investigación responsable y la lucha por forrarse con el negocio de la vida se confunden y un miedo indefinido al desastre ético se mezcla con una simple y descarada curiosidad y sed de escándalo que esperan con impaciencia el momento aún por llegar en el que la foto de una madre, orgullosa y feliz, con el primer bebé clonado en los brazos de la vuelta al mundo. Es discutible si estaremos en una posición para convertir esto en sabiduría sobre nuestra naturaleza y en una mejor comprensión del propósito de nuestra vida.

.............................

La determinación selectiva de la constitución genética de los embriones no puede analizarse sin tener en cuenta también las leyes de patentes y las normativas de obtención de licencias dentro del negocio de la biotecnología. La consecuencia lógica sería un gen en nuestra hoja embrionaria que nos obligase a obtener una licencia para cada uno de nuestros descendientes

.............................

 

El éxito de la civilización humana se basa en un principio tan sencillo como es el de la transformación de la naturaleza (la naturaleza propia y la que nos rodea) en arte. Se trata de un proceso cuyo comienzo patente fue el desarrollo de capacidades de comunicación, memoria y autorreflexión (lenguaje) nunca antes vista, y que, en lo sucesivo llevó a la adaptación del entorno para albergar vida humana, a la explotación de recursos naturales, a la creación química de plásticos y la fabricación de la bomba atómica, al desarrollo de la inteligencia artificial y de las redes digitales de nuestra era informática. Así, lo que empezó como una anomalía de la naturaleza (ya que nada de este estilo había sucedido antes) vuelve a su origen, al fundamento de la vida humana. La civilización armada con la biología molecular se dispone a reconstruir la vida de acuerdo con los cálculos y medidas humanas y pretende liberar el proceso de nuestro origen y reproducción de los inconvenientes del azar biológico. Mediante el control humano sobre la evolución finalmente se traerá orden al caos de la naturaleza.

.............................

"La tecnología de la comunicación y la biotecnología son las herramientas esenciales para recrear nuestro cuerpo. Estas herramientas constituyen e introducen nuevas relaciones sociales para las mujeres en todo el mundo".
Donna Haraway


.............................

Los debates interdisciplinarios sobre ingeniería genética organizados en colaboración con el Ars Electronica no están motivados por la confirmación de sus pronósticos, sino por la evidente necesidad de un análisis crítico de esta ciencia desde el punto de vista de la política social. La separación entre sexualidad y reproducción se produce en un contexto altamente ambivalente. La erosión de las estructuras sociales tradicionales, el fin de la familia, la desparación del padre de la sociedad, el final del "esperminador", la navegación entre sexos y el cibersexo son estilos de vida de la generación de internet. La inseminación artificial es un negocio en auge y los iconos de la cultura pop y las divas de la pantalla se convierten en progenitores solitarios in-vitro, son el meditado telón de fondo. Al mismo tiempo, desde el mundo de la política se lucha por restablecer los valores familiares a expensas de los derechos de la mujer, y, en muchos países el fanatismo religioso y la tradición aún no permiten a las personas que tomen responsabilidad de su reproducción de manera inteligente.

.............................

Los genes no tienen sexo

.............................

En vista del hecho de que las diferencias de sexo se han establecido de manera estricta tanto social como biológicamente, la consideración de las perspectivas culturales y sociales sobre las tecnologías reproductivas actuales y futuras debe llevarse a cabo prestando especial atención a los argumentos biológicos, sexuales y, en último término, racistas. La ingeniería genética es a la vez, herramienta y mito, instrumento y concepto.

.............................

Aquellos que se centran en el fenómenos cultural de la revolución digital a menudo intentan utilizar el Renacimiento como punto de referencia. En el caso de la ingeniería genética, sin embargo, probablemente deberíamos mirar hacia la Edad Media, con sus alquimistas en busca de las componentes fundamentales de la naturaleza y la vida.


.............................

Las obras artísticas que se ocupan de la ingeniería genética pocas veces se ocupan de sus métodos, herramientas y materiales y se mantienen en una postura distanciada, como comentaristas del tema. En la investigación y restructuración de los contextos del arte y la naturaleza, este enfoque permite que se produzca y se desarrolle la reacción social. Aún así el arte corre el riesgo de convertirse en mera conciencia social.

Gerfried Stocker




Notas

[ 1] Texto original: NEXT SEX, Sex in the Age of its Procreative Superfluousness http://www.aec.at/festival2000/

 

[ Traducción: Carolina Díaz ]