Info Heavy Cyber Babe
Julianne Pierce


En 1991, en una acogedora ciudad Australiana llamada Adelaide, cuatro niñas aburridas decidieron divertirse con el arte y la teoría feminista francesa. Crearon una especie de mini corporación, VNS Matrix, su primer texto/obra de arte: "A cyberfeminist manifesto for the 21st Century"; realizado como homenaje a Donna Haraway, giraba alrededor de la idea de cyberfeminismo. Como muchas consignas corporativas, el cyberfeminismo cuajó, y como una ola de grrrl gloria esparció sus tentáculos hasta lugares lejanos.

Al principio como por combustión espontánea, desde unos pocos nódulos calientes en Europa, América y Australia, el cyberfeminismo llegó a ser un virus infectando la teoría el arte y la academia. Apareció como una respuesta a la cultura popular del video-juego, internet y especialmente de la noción de cyberpunk de Gibson. Si la nueva raza de techno-vaqueros podría sorprender, también podría hacerlo el grrrls. Y como venganza, las niñas consiguieron espacios digitales y usaron la lengua de la nueva-cultura techno para crear su propia vanguardia conceptual.

El Cyberfeminismo tuvo ideas irónicas de apropiación, y puso sus manos en el terreno de las bases de datos. Combinó una visión utópica de corrupción patriarcal con un entusiasmo ilimitado por las nuevas herramientas de la tecnología.

Abrazó la política de identidad y género, haciendo fluir las no-identidades florecidas mediante el medio digital. El lugar del cuerpo femenino sería una mujer on-line de frontera, creando nuestros mundos virtuales propios y colonizando el mundo amorfo del cyberespacio.

Esta versión primera de cyberfeminismo era una llamarada, un instante, un pequeño organo que llegó a ser grande. Era un impulso que llegó a ser una mercancía.

El cyberfeminism es un movimiento increiblemente importante, que de algún modo abarca un creciente mar de fondo de activismo y de acceso para las mujeres respecto al uso de todas las posibilidades de los medios digitales. Es seguramente un 'feminismo', que aboga por la participación de las mujeres en la creación y definición del presente y futuro de la cultura techno. Pero de algún modo el "feminismo" es el problema, parte de la vieja guardia lo ve como una moda vacía (un tipo de cyberspice), y consideran que las jóvenes no necesitan más feminismo. En este tiempo de etiquetas y marcas registrada, quizás nosotras deberíamos abandonar "el cyberfeminismo". No hay cyberfeminismo de larga duración, ahora hay mucho cyberfeminismo- crece y sufre mutaciones y es adaptado por el creciente número de tribus digitales.

La versión actualizada del cyberfeminismo está más en networking, webgrrrls, geek girls, FACES, OBN, editor on-line, perspectivas de carrera, lista de servidores y conferencias internacionales. Está en Hybrid Workspace y 100 anti-thesis, está en conseguir subsidios y financiación para crear oportunidades, encontrar y crear empleo. Está en concebir y preparar, haciendo dinero, haciendo negocios y haciendo tratos. Abraza la diversidad y la diferencia, siendo pertinaz, siendo fuerte y a veces permaneciendo quieto. Pero la llave de todo esta en la información, en la sociedad de la información, para conseguir ir adelante Ud. debe controlar la mercancía. La Información es política, es un arma, y cuanto más conocimiento tenemos, más poderosos somos.

Los vehementes primeros pasos del cyberfeminismo crearon un espacio donde la imaginación se podría disparar, el género podría ser re-escrito y la promesa del post-human liberado de la pesada crisis de identidad posmoderna. Estos espacios son importantes para soñar, para crear un lugar para otros -pero mientras nosotros enfrentamos nuestras subjetividades, Bill Gates gana 500 $ por segundo. Big Daddy florece y los ejecutivos controlan los datos, el arroyo. El nuevo cyberfeminismo enfrenta el top-down con el bottom-up, creando una cultura donde info heavy cyber babe puede inventar un espacio propio dentro de una compleja e inteligente info sociedad. Está para crear fundaciones, para construir, de modo que en el próximo milenio nosotras podemos esculpir nuestras propias trayectorias, concibiendo nuestras propias corporaciones...en palabras de VNS Matrix- "ilimitadas, desatadas,implacables...nosotras somos el coño futuro".




Notas

Sydney, Marzo 1998

(escrito para 'Cyberfeminist Reader' recopilado por Cornelia Sollfrank)

 

[ Traducción: Ana Navarrete ]