¿Qué es postfeminismo?
Critical Arts Ensemble

Esta es una pregunta teatral que en el mejor de los casos conduce a una respuesta algo deshilachada. Como el feminismo, el postfeminismo no es monolítico ni en su discurso ni en su práctica, ni puede ser construido como un modelo que pueda incluso esperar un consenso mayoritario entre aquellas y aquellos que se identifican con la categoría en términos generales. Sin embargo, algunas de las primeras variedades de postfeminismo pueden ser libremente identificadas:  

1. Postfeministas Retrógradas. Esta acotación se compone generalmente de las apologistas de la identidad y el rol(es) femenino(s) tradicionales, y está marcado por el deseo de regresar al discurso del género y la práctica con límites claros y rígidos que no deben ser transgredidos.  

2. Postfeministas monotemáticas. Esta agrupación generalmente tiene una gran simpatía hacia buena parte de la crítica feminista, pero cree que la "corriente" feminista ha seguido un camino incorrecto en una cuestión de enorme significación (La particular problemática de la cuestión determinada puede variar grandemente). Por ejemplo, aquellas que se identifican con la categoría de "sexo positivo" son representantes de esta tendencia. Aquí se cree que el feminismo, en su celo para parar la violencia contra las mujeres (particularmente la violación y el abuso sexual), se ha rendido a las políticas de afirmación de la liberación y de las comisiones personales, y ha insistido en volver a la mediación del estado de seguridad (es decir, el patriarcado). Por ejemplo, las leyes civiles contra el acoso sexual (percibidas a menudo como medios de mejorar el control de la expresión sexual de la clase media, y de perseguir a mujeres y a hombres que no son corteses) y las leyes de la contra-pornografía defendidas por algunos grupos feministas se ven como a favor del no-sexo y autorizando el patriarcado. Algunas feministas, que no desean ser asociados a tales posiciones, se han reidentificado como postfeministas.  

3. Postfeministas Heroicas. Este campo se refiere sobre todo a la cuestión del tema feminista. Sus militantes alzan su voz para expresar dos críticas principalmente, aunque los aspectos determinados de énfasis tienden a variar enormemente. La primera está preocupada por definir el tema feminista. La creencia hasta el momento, es que todas las definiciones del feminismo han excluido a algunas colectividades de la poblaciones de mujeres. Un ejemplo fácil de los tempranos años 70, es que la definición de tema feminista tendió a implicar a las blancas heteroxesuales, excluyendo a las minorías étnicas y las lesbianas. (Este problema ha sido no obstante solucionado con la satisfacción de los grupos minoritarios). La segunda crítica es que el género no se puede separar completamente de otras variables sociales, tales como la raza/etnicidad o la clase. Para hablar sobre una preocupación social como la "cuestión femenina" se considera ingenua si no dañina la reducción que tiende hacia la universalización del tema que el feminismo demanda mantener. Por lo tanto, este grupo se implica en idear estrategias de acción social de defensa que no dependan de la preexistencia de una identidad localizada.  

4. Utópicas Cyberfems. Esta categoría es quizás una escisión de las postfeministas heroicas. Este grupo cree que el aparato (es decir, la Red) y el espacio social (es decir, el Cyberspace) necesario para realizar la libertad de la cuestión social ha sido ya creado, y que está dispuesto para que los cybernautas identificados-femeninos exploten esta nueva posibilidad. La incorpórea mente femenina, libre de la sexista inscripción en su cuerpo, puede ahora realizarse completamente y ser representada en el medio virtual tecnológico. Las cyberfems son enemigas juradas de todo aquél que intente importar historias anacrónicas del género humano en el Cibersespacio, y se burlan de aquellos que traigan en sus manos asuntos sobre la posibilidad de la violación virtual (es decir, del feminista estado de seguridad). Resulta innecesario decir que muchos críticos culturales las encuentran un tanto optimistas, y levemente miopes. Sin embargo, lo que pueden carecer en sofisticación teórica, se compensan en su arrojada y perspicaz práctica.  
  
[Trad. Ana Martínez-Collado]  


Critical Arts Ensemble es un colectivo de cinco artistas de varias especializaciones dedicadas a explorar las intersecciones entre el arte, la tecnología, las políticas radicales, y la teoría crítica. Los libros de CAE incluyen, The Electronic Disturbance and Electronic Civil Disobedience. La home page de CAE está situada en http://mailer.fsu.edu/~sbarnes